Retornar

La locura (la mala) es irse por las ramas. Caminar creyéndose afuera y hacia afuera. La salvación (la religión, al principio, iba de explicar estas cuestiones) empieza por darse cuenta que uno está afuera, perdido de si, y adquirir el compromiso vital de volver a casa. Algunos se pierden esperando que la casa venga a uno (Cifra, en Matrix, por ejemplo). EPIC FAIL. 

Parece que la cosa va de retornar, volver, a una conciencia olvidada, compartida (además). Darse cuenta que crecemos desde dentro y que algo llamado vida nos atraviesa. Ningún control de lo que hay, vamos. PANIC. 

Por eso tomar la responsabilidad es investigar lo que pasa, lo que hago y cómo lo hago: ponerme curioso. Ser un buen investigador de mí mismo. Un investigador humilde, amable, inquebrantable en el juramento de encontrar la verdad, decidido a no-saber y a adentrarse en el Misterio.

Soltar toda queja, toda venganza y toda esperanza.

Y luego ya se verá qué. 

  • Fotografía: Alan Schaller
Últimas entradas de Ana Domingo (ver todo)