Ahora, que aún puedo

No sé qué es la muerte, pero sé que mucha gente, llegando al final del camino lo que teme es darse cuenta del tiempo perdido, de rencores mantenidos y losientos no dichos.  No sé qué es la muerte, pero he vivido rupturas de relaciones queridas, y lo difícil era darme cuenta que en algún momento pude aflojar y no lo hice, pude apostar y no lo hice, pude haberme ido y no lo hice. También he perdido seres queridos y me vienen momentos que dejé pasar demasiado rápido, caricias demasiado cortas, palabras que no solté y algunas que grité. Y también algunos perdones no dados. Y si miro atrás, son también los pequeños actos. Como mirar más la luna, y también sus ojos, y menos el móvil… y no dar por sentado que ella siempre va a estar ahí. Hablo de hacer eso que toca, ahora que aún puedo.

Últimas entradas de Ana Domingo (ver todo)