Muerte

¿Cuántas veces se representa a la muerte con una forma no humana?  ¿No es la misma muerte la que acecha a perros, robles y gusanos?  Esa insistencia en hacer al hombre como medida de todas las cosas nos resta perspectiva de nuestro lugar en el mundo. Somos una especie más. Pero qué mirada tan pueril, tan autorreferente, tan cansada, tan egoísta. Imaginemos por un rato que Dios tuviera aspecto de araña y la muerte de un chopo. Desapropiarnos de la naturaleza me parece un paso necesario en el camino de individuación.

Últimas entradas de Ana Domingo (ver todo)