Mensajes machistas en el Dia de la Madre

Este cartel es el escogido por El Corte Inglés para celebrar el Día de la Madre.

Son muchas las mujeres que vinieron a consulta en algún momento saturadas y sintiéndose culpables por estar cansadas, por echar de menos su libertad, su espacio, su derecho a quejarse, echar de menos a su pareja, por sentirse cansadas de sus hijos, por sentir rabia… se sentían que hacían algo mal por no encajar con ese modelo demoledor de lo que supuestamente debe ser una madre. Se sentían mal, en definitiva, por ser humanas y es que ese agotamiento es síntoma del desequilibro social que se le ha impuesto a la mujer. Y lo que tuvimos que trabajar fue eso, recuperar su dignidad de ser mujer, sin más y, desde ahí, poner limites, atravesar culpas… todo un viaje. En los primeros casos que atendí me parecía algo aislado, más propio del carácter o de la biografía particular de la paciente. Pero con el tiempo fui viendo que son TODOS los mensajes continuos que recibimos desde la infancia los que generan un impacto devastador e invisible. Mensajes incesantes, incansables, manipulatorios, sin compasión, sobre lo que una mujer debe ser.

El Corte Inglés sigue en su empeño de mantener la imagen “romántica” de la madre abnegada y sacrificada, que todo lo da y todo lo puede, y esa imagen es tan dañina como arraigada. Al ser transmitida de generaciones en generaciones, esta información está bien enraizada en el subconsciente. Tanto que cuestionarla puede encontrar respuestas muy agresivas. Por otro lado, hoy mi pareja me decía que faltan hombres compartiendo indignación sobre este tema.

Yo voy leyendo, aprendiendo y compartiendo las voces de mujeres conscientes que reconocen el daño del patriarcado, en este caso vestido con piel de cordero. Y si sigue habiendo una mayoría de mujeres que no ven problema en esta campaña es aun mayor el dato en hombres que no entendemos qué problema hay en que la mujer haga todo el trabajo y nos permita mantener nuestro espacio público privilegiado protegido. Damos por sentado que es su labor, y que es así porque es mujer, pensando que es una cuestión natural sin conciencia alguna que la cosa viene manipulada. A mi, como hombre y profesional, lo que más me duele es ver se busca que la mujer deje de serlo, parecería que ser madre devora a la mujer y eso es buen negocio para el patriarcado.

La esencia del patriarcado es dejar a la mujer sin espacio para serlo, saltando de niñas a madres, o a trabajadoras, como el ser madre, sin derechos. Cuánto odio, cuánto miedo. Cuánto por aprender.

Ahora bien. Tampoco dejo de ver muchas mujeres que, habiéndose dado cuenta de lo pernicioso del mensaje, lanzan comentarios tan altivos como arrogantes a las mujeres que se sienten representadas y que no han visto la trampa, de momento. Y eso, en el fondo, es más de lo mismo. Mujeres sintiéndose por encima de otras mujeres. De nada sirve. Por favor, no nos copiéis.

Manuel Cuesta

Manuel Cuesta, terapeuta para adultos, parejas y adolescentes con consulta en Barcelona. Colaborador habitual de Cherif Chalakani en España y Mexico, en trabajos de relaciones parentales y psicoterapia transpersonal; conduce grupos de terapia y talleres, combinando la terapia gestalt con la terapia corporal. Es instructor de meditación budista tibetana, y es colaborador y docente del Espai Gestalt y del Espai TCI. Colaborador tambien en Alas Barcelona, centro dirigido por Andrés Waskman. Si estás interesada/o en solicitar consulta puedes llamar o escribir al 668881268 o bien usando el formulario que encontrarás haciendo click aquí
Manuel Cuesta

Latest posts by Manuel Cuesta (see all)

Los comentarios están cerrados.