Isaac Asimov, una señora y el lenguaje simbólico

Isaac Asimov tuvo durante tiempo un programa de radio de difusión científica. Una mujer mayor le habló en una ocasión acerca de que ella creía firmemente que la Tierra era plana. Él le preguntó que, si era plana, ¿dónde se sostenía?. Ella le explicó que sobre elefantes, que a su vez estaban sostenidos en el caparazón de una enorme tortuga cósmica. Él le volvió a preguntar, ya en tono casi burlón: ¿Y dónde se sostiene esa tortuga?. La mujer con firmeza le contestó:

Lo que usted no sabe, señor, es que hay infinitas tortugas una debajo de la otra”.

Asimov cuenta esta anécdota primero sorprendido de lo ingenioso de la respuesta, lo segundo es lo sorprendido que quedó de la capacidad de las personas de elaborar explicaciones complejas para salvaguardar nuestras creencias. Antes que cuestionar en lo que creemos somos capaces de elaborar complejas estructuras que lo sostengan. Las creencias son cuentos, pero cuentos con profundas raíces sobre las que nos contruimos una identidad de ser y de pertenencia. Y mientras que hay mitos que nos revelan una conciencia mayor y permiten reconocer el tejido de la humanidad, hay otras que limitan la creatividad, que más que sostén son pesadas anclas. Elaboramos infinitas turtugas una bajo la otra detrás de cada creencia.

Asimov tambien compartía esta anécdota haciéndose cargo de su prepotencia, reconociendo que desde ahí la mujer sólo podría responder defendiéndose, pues él no dejaba de estar hablando también de una creencia, de un enfoque de conocimiento y, desde su lugar de poder (él era una estrella de la divulgación científica y reconocidísimo autor de ciencia ficción), se le coló el intento de ridiculizarla más que comprender. La actitud y pensamiento de Asimov también acumulaba infinitas tortugas en columna, dejando de lado, por ejemplo, el pensamiento simbólico y el valor del mito. Al final, él mismo reconocía: “qué sabré yo, lo que es la realidad!

Manuel Cuesta

Manuel Cuesta, terapeuta para adultos, parejas y adolescentes con consulta en Barcelona. Colaborador habitual de Cherif Chalakani en España y Mexico, en trabajos de relaciones parentales y psicoterapia transpersonal; conduce grupos de terapia y talleres, combinando la terapia gestalt con la terapia corporal. Es instructor de meditación budista tibetana, y es colaborador y docente del Espai Gestalt y del Espai TCI. Colaborador tambien en Alas Barcelona, centro dirigido por Andrés Waskman. Si estás interesada/o en solicitar consulta puedes llamar o escribir al 668881268 o bien usando el formulario que encontrarás haciendo click aquí
Manuel Cuesta

Los comentarios están cerrados.