Sin comentarios aún

Las emociones y la represión

Hay 4 emociones biológicas básicas en el ser humano. Son alegría, miedo, tristeza y rabia. Una persona sana es la que es capaz de vivir y dar espacio a esas emociones como mínimo una vez al día. Como un río que fluye hasta el mar pasando por los diferentes paisajes que le acompañan. Mientras consideremos que hay emociones positivas y negativas, mientras haya represión, lo que se crea es una imagen de nosotros mismos externa, mientras que por dentro vamos empobreciendonos con el paso del tiempo.

La represión de esas emociones no solo crea malestar psicológico sino también enfermedad física. Con el tiempo, esas emociones que se han ido reprimiendo irán creciendo en nuestro interior provocando sensaciones cada vez mayores de vacío, irá, cólera, pánico, apatía, etc. En una sociedad donde la imagen de corrección se valora tanto, se ha demonizado no sólo la expresión de algunas emociones naturales, sino incluso el estar mal y urge poner medios para repararlo. La falsa sonrisa, los métodos que invitan a subir la autoestima dejando atrás los problemas, (incluyendo ansoliticos que se recetan con tanta generosidad como irresponsablemente) etc, no es sino una forma de perpetuar el dolor que nos produce nuestra propia desconexión y la falta de encontrar un espacio interno y externo que nos permita esa expresión sí juicio. Esa expresión es tan necesaria como la misma respiración.

Manuel Cuesta Duarte
Últimas entradas de Manuel Cuesta Duarte (ver todo)

Publicar un comentario