Me invento para que me quieras

Gran parte de nuestro sufrimiento viene de la necesidad de cariño, de afecto y aceptación que deseábamos de nuestros padres y no recibimos o no nos supieron dar. Lo hicieron lo mejor que pudieron? Seguramente, pero no por ello nuestra herida es menor. Para un niño su alimento principal es...

Sigue leyendo