Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipi Suspend isse ultrices hendrerit nunc vitae vel a sodales. Ac lectus vel risus suscipit venenatis.

Amazing home presentations Creating and building brands

Projects Gallery

Buscar

cambio Tag

  • Todos
  • Artículos
  • Breves
  • Destacados
  • Podcasts
  • Vídeos

Pasajes

Poder nacer y morir en casa. El derecho a que ambos pasajes puedan ser elegidos y tengan la dignidad,...

La herida que se teme

Tenemos grabada en la memoria una herida que se hizo cuando realmente no pudimos entender ni sostener el...

¿Cuándo ir a terapia?

¿En qué me puede ayudar? Algunas de los beneficios de hacer terapia individual pueden ser: reducir el nivel de...

Cambiando nuestra educación emocional

¿Cómo has aprendido a ser feliz? ¿Lo eres? ¿Te han enseñado cómo conseguirlo? ¿Te han enseñado como serlo y cómo resolver los conflictos que se presentan en la vida, o simplemente te dieron instrucciones sobre muchas cosas pero no sobre como aprender de la vida misma? ¿Hay más carga de insatisfacción y soledad que de placer y bienestar en tu día a día? Algunas de esas preguntas se aclaran en la entrevista en video, que publico al final del artículo, que Eduard Punset realiza a Claudio Naranjo.
En la imagen de cabecera, el perro ha sido adiestrado para inhibir o reprimir su impulso de comer la galleta. Durante mucho tiempo, y aun hoy en día, se enseña como inhibir o reprimir nuestros impulsos y emociones vitales llevando toda la atención al pensamiento racional. Pero hoy, terapeutas, médicos e investigadores, sabemos que esa forma de educar no sólo no es funcional sino que provoca importantes crisis emocionales en las personas.
El sistema educativo tiene que cambiar. Esa es la conclusión extraída de las charlas ofrecidas en la primera jornada del I Congreso de Mentes Brillantes celebrado en Málaga. Entre las claves aportadas por los expertos estan:

Dinero y conciencia

Este video que publico al final del artículo explica varios temas importantes que, desgraciadamente, no forman parte de portadas ni de explicaciones sobre la actual crisis.
Crisis significa cruce. Es decir, un cruce de caminos en el que el camino actual ha terminado y necesitamos escoger uno nuevo. Es, por tanto, un momento de reflexión, de evaluar cómo y por qué hemos llegado a donde estamos y qué deseamos dejar atrás, pero sobre todo qué deseamos abrazar de nuevo

Psiconeuroinmunobiología, lo que el corazón quiere, la mente se lo muestra.

La entrevista de La Vanguardia a un destacado médico español afincado en USA y miembro de la «Asociación Americana para el Avance de la Ciencia» (y que copio íntegra más abajo) me sirve como impulso para introducir un interesante tema. ¿Cuál es el poder de la mente para crearnos nuestros propios problemas y cómo salir de ese laberinto? ¿Es real lo que me pasa?

[…] Se ha demostrado en diversos estudios que un minuto entreteniendo un pensamiento negativo deja el sistema inmunitario en una situación delicada durante seis horas. El estrés, esa sensación de agobio permanente, produce cambios muy sorprendentes en el funcionamiento del cerebro y en la constelación hormonal.

Durante mucho tiempo terapeutas y psicólogos hemos ido trabajando en la línea de ayudar a las personas aportando nuevas herramientas a las que ya conocían para solucionar sus problemas.
Imagínate en un cenagal, en medio de cualquier zona segura. El lodo te cubre hasta más arriba de la línea del corazón. La primera sensación podría ser el miedo y se da una circunstancia curiosa, uno elige creer que pueda salir de ahí o creer que no podrá. Si uno piensa que pueda salir de ahí, buscará los medios para conseguirlo. Y así surge la primera reacción más común: pedir ayuda o, en segundo lugar, luchar contra el elemento.
La figura del terapeuta no es la de tenderle una cuerda al paciente, sino la de indicarle como poder salir de ahí con sus propias herramientas.
El miedo y sus propias creencias (en especial si cree que lo suyo no tiene solución) dificultarán el cambio con frases como «eso no me servirá», «eso no tiene sentido», «yo no puedo hacer eso», «eso no va a servir», «yo se que eso no funciona», «eso no es lógico»… frases que dice mientras sigue hundiéndose en el barro. En esos casos, el paciente no trata conscientemente de autoboicotearse, se trata simplemente del miedo que se produce al sentir que debe contradecir una decisión tomada, una creencia (la de que no va a salir, que nadie puede ayudarle o, más en el fondo, que no merece salir). Uno no puede salir de la mente con la mente. Es necesaria la ayuda del cuerpo y de lo absurdo.
Recuerdo este cuento que ejemplifica aún mejor esta situación:

«Dos ratoncillos que buscaban comida cayeron en una jarra de leche.

Momento de crisis, oportunidad de cambio

A veces uno debe caerse para darse cuenta de donde está el suelo. La crisis de valores en la que nos encontramos, esa incertidumbre, no es más que el paso necesario hacia un nuevo momento, y que probablemente, es cierto, precede a una caída dolorosa.
Tanto en lo social como en lo personal, las tradiciones más antiguas asiáticas, americanas y africanas nos hablan de las crisis y de como superarlas. Pero como el ego que se aferra y lucha para evitar el cambio, muchas personas se resisten a ver que hay algo que cambiar y esperan que sean los otros quienes cambien o que el tiempo actue como un mágico doctor que cure o les ayude a olvidar. Pero el corazón no olvida lo que tiene pendiente.

Próximos eventos

¡No hay eventos!