Sin comentarios aún

El jinete y la serpiente, cuento sufi

El jinete y la serpiente

Existe un proverbio:
La “oposición” del hombre de conocimiento es mejor
que el “respaldo” del tonto.
Yo, Salim Abdali, doy fe de que esto es tan cierto en los rangos más elevados de existencia, como también lo es en los niveles más bajos. Esto se pone de manifiesto en la tradición de los Sabios, quienes han transmitido
el cuento del Jinete y la Serpiente

Un jinete, desde su aventajada posición, vio cómo una serpiente venenosa se deslizaba por la garganta de un hombre durmiente. El jinete se dio cuenta de que si permitía dormir al hombre, el veneno seguramente lo mataría. En consecuencia azotó al durmiente hasta que despertó. Sin ningún tiempo para perder, forzó a este hombre a ir hasta un lugar donde había varias manzanas podridas en el suelo, y lo obligó a comerlas. Luego le hizo tomar grandes tragos de agua de un arroyo. Mientras ocurría todo esto, el hombre trataba de escapar, gritando:” ¿Qué es lo que he hecho, enemigo de la humanidad, para que abuses de mí de tal manera? Finalmente al anochecer, estando al borde del agotamiento, el hombre cayó al suelo y vomitó las manzanas, el agua, y la serpiente. Cuando vio lo que había salido de él, se dio cuenta de lo ocurrido, e imploro el perdón del jinete.

Esta es nuestra condición. Al leer esto, no tomen historia por alegoría, ni alegoría por historia. Aquellos que están dotados de conocimiento tienen responsabilidad. Aquellos que no lo están, nada tienen aparte de sus conjeturas.

El hombre que había sido salvado dijo: “De habérmelo dicho, hubiese aceptado tu tratamiento de buena gana”. El jinete contestó: “De habértelo dicho, no lo hubieras creído. O te habrías paralizado de terror. O habrías escapado. O te hubieses dormido nuevamente, buscando el olvido. Y no hubiese habido tiempo.”

Espoleando su caballo, el misterioso jinete se alejó.

Manuel Cuesta

Manuel Cuesta

Manuel Cuesta, terapeuta para adultos, parejas y adolescentes con consulta en Barcelona. Colaborador habitual de Cherif Chalakani en España y Mexico, en trabajos de relaciones parentales y psicoterapia transpersonal; conduce grupos de terapia y talleres, combinando la terapia gestalt con la terapia corporal. Es instructor de meditación budista tibetana, y es colaborador y docente del Espai Gestalt y del Espai TCI. Colaborador tambien en Alas Barcelona, centro dirigido por Andrés Waskman. Si estás interesada/o en solicitar consulta puedes llamar o escribir al 668881268 o bien usando el formulario que encontrarás haciendo click aquí
Manuel Cuesta

Otros textos de interés

El camino hacia la luna
veces leido 1134
"¿Quieres tocar el mundo invisible, quieres alcanzar el grado más alto de la humanidad y enraizarte en la divinidad? Si es así, tienes que ser muy claro y directo. El camino es muy afilado, no te puedes mover a tu antojo, no hay espacio, tienes que q...
Amor y dolor se pertenecen
veces leido 1176
A menudo, sin darnos cuenta, pasamos nuestra vida tratando de evitar un dolor o situación fantasiosa en la que creemos que vamos a sufrir. Nuestra vida se basa en eso. Creamos estructuras, creencias y corazas que no nos dejan sentir. Cada vez eso nos...
Son tiempos que piden templanza
veces leido 722
Son tiempos para la templanza y la firmeza. Para sostener y caminar acompasando cabeza, corazon e instinto. Son tiempos que exigen flexibilidad, soltar preceptos e ideas fijas, pues todas ellas estarán contaminadas. Es momento de huir de las prisas y...

Publicar un comentario

Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.