Otros lugares

Hoy en el movimiento de la mañana estuvimos trabajando con las 4 emociones biológicas básicas. Está siendo para mí un descubrirme desde otros lugares. Aunque yo mismo lo imparto, no está preparado lo que acabamos haciendo y esa espontaneidad me aporta encontrarme con lo nuevo de mi. Me dejo sorprender. De la misma forma que la conciencia corporal puede tomar el flujo del movimiento y no estar al servicio de una mente que lo quiere controlar todo, y que se mueve siempre en el ámbito de lo conocido, de la misma manera en la que me puedo sorprender del propio movimiento, me sorprendo también de la palabra, de las imágenes que van surgiendo. Aunque sólo sea por eso, a mí ya me vale la pena. Explorar otros lugares, otros paisajes, otras formas, otros lenguajes, ir un poco más allá (a veces ir más allá es volver a casa, estar un poco más acá), es honrar lo que somos. Y que somos más de lo que sabemos que somos.

Últimas entradas de Ana Domingo (ver todo)