Fuego

Explica Gurdjieff que se puede decir “sí” para contrarrestar un “no” indeseable. “No quiero levantarme temprano y meditar. Quiero dormir. No me voy a levantar.” A esto se le puede responder con un “Sí consciente”. Decirte “Sí, me voy a levantar y meditar” y después (esto me parece muy importante) estar dispuesto a sufrir la frustración del cuerpo al romper el deseo de seguir durmiendo. Al hacer esto logras levantarte, logras hacerlo y romper el patrón. Te das la opción de hacer lo que tienes/quieres/sabes que es bueno hacer para ti en este momento. La conciencia dice sí y el cuerpo dice no. Gurdjieff explica que la fricción entre esas dos fuerzas es “el fuego”, una sustancia que sirve para movilizar, despertar y acercarse al recuerdo de sí, al Ser. Esto trae consigo la posibilidad de desarrollar una Voluntad real no automanipulada. Es un ciclo que se va a repetir una y mil veces. A mi me ayuda (lo digo de verdad) no tanto pensar en la satisfacción de lo que voy a conseguir (que también) sino el estar disponible para atravesar la pereza, el cansancio, el malestar que me pueda producir algo nuevo que, generalmente, tiene que ver con algo beneficioso para mi. Me parece muy interesante ese concepto de “fuego”, como la sustancia NECESARIA para Ser. 

  • Imagen: Ilustración de Gérard Dubois
Manuel Cuesta Duarte
Últimas entradas de Manuel Cuesta Duarte (ver todo)