Sin comentarios aún

Fregar el suelo

Desarrollo humano, el ser auténtico, la esencia, iluminación, seres de luz… Cuánta palabra grandilocuente! Cuánta búsqueda de gurus y del gran terapeuta perfecto… Empecemos por fregar bien el suelo y doblar las mantas. Por escuchar lo que me sirve no lo que quiero oír. Por ver mis límites y no señalar los del otro. Lanzarse al misterio… Dejar de querer tener razón.

Manuel Cuesta Duarte
Últimas entradas de Manuel Cuesta Duarte (ver todo)

Publicar un comentario