El paisaje

Y tras las nubes permanecen las estrellas. Y, como en este caso, nubes y estrellas aparecen al mismo tiempo. Hay momentos así. La mayoría, quizá. Donde no es lo uno o lo otro, sino las dos. Cherif nos ponía a bailar una canción (Samba Triste) para jugar con la tristeza y la alegría a la vez. Ampliar la atención para no focalizarnos en una única forma, no quedarnos pegados algo desatendiendo lo otro. 

Para mí es un proceso. Primero, por costumbre quizá, me fijo en una cosa. Pero sí espero un poco, y estoy atento, empiezan a aparecer las otras. Empieza a completarse el paisaje. Esto me suele llevar de unos minutos a unos años. Pero ahí yo me completo. La relación se completa.

Manuel Cuesta Duarte
Últimas entradas de Manuel Cuesta Duarte (ver todo)