La terapia dentro de la psicologia humanista busca no sólo resolver los posibles conflictos actuales del paciente, sino también buscar el origen de los mismos, para sanar lo que llamamos la “herida inicial” y evitar que vuelvan a repetirse cíclicamente las mismas situaciones de sufrimiento o de conflicto.

Igual que en el mito de la Torre de Babel (imagen superior), muchos de los conflictos se producen por una falta de comunicación interna, donde lo que uno quiere, lo que desea y lo que uno necesita hablan lenguajes distintos. Cuerpo, corazón y mente entran en conflicto generando dudas, contradicciones…

Es imposible aprender a escuchar bien al otro si uno no sabe escucharse a si mismo o, en cualquier caso, sinuna buena escucha interna, lo más frecuente será el conflicto o la insatisfacción.

Mi trabajo tiene un enfoque emocional, psicológico y corporal. Está comprobado que toda sensación emocional o psicológica se ve reflejada físicamente; por lo tanto nuestro propio cuerpo es un mapa clarificador de nuestra situación emocional y de nuestro carácter. Más que “nuestro” cuerpo es llegar a considerarnos cuerpo, un todo. Pues no es mi cuerpo el que está cansado, yo estoy cansado y lo puedo reconcoer desde las sensaciones corporales. Esa dualidad, esa separación, tambien es sintoma de de una falta de escucha, de un no reconocer bien lo que me pasa y, desde ahí, tendré dificultades para poder escoger la mejor solución.

¿Qué es la terapia?

Consiste en crear un espacio progresivo de vínculo con el terapeuta, donde el paciente sentirá libertad para expresarse sin ser juzgado. El terapeuta ejerce un papel objetivo, de espejo, y se convierte en un acompañante para tu proceso personal. Se dice que nos enfermamos en relación y es en relación que nos sanamos. La relación con el terapeuta es importante, para ir, poco a poco, tomando conciencia de los aspectos que no somos capaces de ver por nosotros mismos y que nos afectan en nuestro comportamiento cotidiano.

La terapia gestalt

La terapia gestalt es una terapia perteneciente a la rama humanista de la psicología dirigida no solo a enfermos sino también al desarrollo humano. Permite trabajar lo que llamamos el “ciclo de las necesidades”. Se ayuda a que el paciente pueda reconocer sus carencias y desvíos energéticos y pueda completar el ciclo. La terapia gestalt se sostiene en 3 principios basicos: el “aqui y ahora”, la toma de responsabildiad y la toma de conciencia.

Leer más 

La terapia corporal integrativa

La terapia corporal integrativa hace especial hincapié en el cuerpo, sus reacciones, dolencias, estructuras y corazas caractereológicas, psicosomatizaciones, etc. La TCI entiende que el cuerpo es el primer receptor del sufrimiento, cualquier trauma o emoción queda anclada en él y es, por tanto, mapa fiel de nuestro estilo de vida y de los conflictos no resueltos. A partir del trabajo con el cuerpo y de los desbloqueos energéticos, se liberan emociones que pueden reconducirse a través del trabajo terapéutico.

Leer más 

La meditación en terapia

La meditación sirve como proceso de integración de lo descubierto durante el proceso y sesión terapéutica. Crea un estado de espaciosidad mental y emocional en la que posarse e integrar los “insights”. No es una cuestión obligatoria, pero si muy recomendable y que ayuda en el proceso.

Somatizaciones y psicosomatizaciones, los mensajes del cuerpo.

Nuestros problemas, miedos y preocupaciones se reflejan en nuestro cuerpo. A veces a través de dolores y enfermedades podemos encontrar el mal interno o la situación no resuelta. Por ejemplo:

  • La mandíbula apretada puede tener que ver con rabia contenida y provocar mal de encías: encías sangrantes, hipersensibilidad, bruxismo… Tambien sufren aquellas personas que aprendieron a callar, a no expresar lo que sienten y, de forma automática, apretan la mandíbula.
  • Anginas y dolor de garganta pueden tener relación con emociones no expresadas a los padres o entorno familiar.
  • Problemas estomacales y digestiones pesadas se relacionan con angustia, nervios y miedo.
  • Dolores de espalda y cuello, hombros cargados, dolor cervical, espalda anestesiada, etc. pueden tener relación con ira contenida.

Existen muchos síntomas que son indicadores de problemas emocionales pendientes tales como la sinusitis, tiroides, cefaleas, ciática, problemas de la vista, etc…

Por lo general la medicina ortodoxa busca la eliminación de estos síntomas con medicamentos. En el caso de conseguirlo, por lo general, vuelven a reaparecer o surgen otros síntomas creando un ciclo de malestar físico continuo. Esto es debido a que los síntomas no desaparecen si no se encuentra el verdadero problema que los causa. Los síntomas deben considerarse como mensajeros. El cuerpo expresa de muchas formas lo que llamamos males o carencias emocionales. Es lo que se suele llamar somatización o psicosomatización. Esto se refleja no sólo en dolencias o enfermedades clínicas sino también en la forma de andar del paciente, la estructura ósea, la posición de la cadera, etc.

Un rato en el camino

Mi trabajo será el de acompañar ese proceso que el paciente inicia, ver hasta donde nos lleva, ya que es un misterio en si mismo. Compartiremos un rato del camino.

Solicitar consulta

Esta terapia no sólo está dirigida a personas con problemas psíquicos, físicos o psicosomáticos catalogados como patologías, sino también a personas con dificultades para enfrentarse a problemas existenciales, conflictos familiares o de pareja y a toda persona que esté buscando una mejor calidad de vida.

Si estás interesada/o en solicitar consulta puedes llamar al 668881268 o utilizar el formulario para ponerte en contacto conmigo.